Reclamar accidente de tráfico por alcance: lo que debes saber para que te paguen la indemnización

Compartir este post

Cuando tienes que reclamar un accidente de tráfico por alcance vas a encontrarte con problemas añadidos que poner en peligro el derecho a recibir una indemnización.

Accidente de tráfico por alcance

La colisión por alcance es de las más habituales, y ocurren principalmente en zonas urbanas, siendo por lo general siniestros leves con lesiones que no revisten gravedad.

Lo que no posiblemente no imagines es que en este tipo de siniestros las compañías de seguros suelen poner muchos obstáculos para indemnizar.

Estos problemas pueden ser desde discusiones sobre la culpa hasta negativas a pagar por la escasa entidad de los daños sufridos (materiales y/o personales).

En Demanda tu Lesión tramitamos a diario reclamaciones de accidentes de tráfico por alcance y sabemos que, aunque parezca un trámite fácil y sencillo, muchos de estos casos terminan en el Juzgado.

Los problemas para reclamar accidente de tráfico por alcance

En términos generales una colisión por alcance ocurre cuando te golpean por detrás.

En la mayoría de las ocasiones estos accidentes se producen porque el conductor responsable va distraído, se despista, o no guarda la debida distancia de seguridad con el vehículo que le precede.

Las aseguradoras analizan con lupa estas colisiones, utilizando criterios estadísticos para valorar los daños, en el erróneo convencimiento de que las lesiones “siempre” son leves (o incluso, como algunas mantienen, inexistentes, lo que es absolutamente incierto).

Por eso cuando tienes que reclamar en un accidente de tráfico por alcance puedes encontrarte con problemas para acreditar la culpa, pero también para demostrar que has sufrido daños personales.

Los típicos ejemplos de accidentes por alcance

Qué hago si el seguro se niega a pagar la reparación

Las colisiones por alcance pueden ocurrir de muchas formas, pero hay algunos casos que se repiten con mucha frecuencia:

➯Alcances estando detenido en un semáforo en fase roja, o mientras estás parado delante de un paso de peatones.

En estas colisiones puede haber varios alcances, porque si te golpean por detrás lanzándote hacia adelante tú puedes colisionar contra el vehículo que te precede.

La situación se complica más si, por ejemplo, a consecuencia del impacto trasero con tu vehículo te desplazan y atropellas a un peatón que está cruzando el paso de peatones.

➯Alcances cuando estás esperando para incorporarte a una rotonda o respetando una señal de ceda el paso o stop.

Estos casos suelen producirse por despistes del conductor que te golpea, que no se detienen porque piensas que no vas a detenerte para entrar en la rotonda.

Lo mismo ocurre cuando piensan que no esperan para comprobar si te paras ante un stop o una señal de “ceda el paso”.

➯Alcances en una retención de tráfico o un atasco

Ya sabes cómo son las horas punta en las ciudades y las prisas clásicas cuando regresas de vacaciones y te encuentras el clásico atasco de entrada en un núcleo urbano.

Los alcances más graves se producen en las carreteras por este motivo, y en estos casos sí pueden provocar daños de consideración y lesiones graves.

¿Qué ocurre con la culpa en un accidente por alcance?

Hay una regla y una excepción en los golpes por alcance cuando hablamos de culpa.

La regla es que cuando te colisionan por detrás la culpa es siempre de quien te da por detrás.

Así ocurre en la inmensa mayoría de los casos y en términos generales esto no te lo va a discutir una aseguradora.

Pero ojo porque esto también te afecta a ti: aunque el vehículo que llevas delante frene de forma muy brusca y repentina y no te dé tiempo a frenar, la culpa será tuya.

Pero también hay situaciones y hechos de la circulación donde puedes tener problemas:

➡️ Los accidentes donde hay varias colisiones traseras con varios vehículos involucrados

Esta es la clásica duda que se plantea cuando hay que determinar la responsabilidad en accidentes de tráfico en cadena.

En estos siniestros hay varios vehículos involucrados y puede haber diferentes colisiones por alcance simultáneas.

Si te golpean solo a ti por detrás no hay problema, pero si tú a su vez colisionas con el vehículo de delante, éste puede o no colisionar con el siguiente, o incluso puedes recibir dos colisiones porque por detrás ha habido más golpes.

Nuestra recomendación como abogados de accidentes es que te asegures de firmar tantos partes amistosos como golpes hayas tenido (los que te han dado y los que tú has dado).

➡️ Alcances con vehículos asegurados en la misma compañía de seguros

Cuando ambos vehículos involucrados en un siniestro tienen la misma aseguradora se produce un conflicto de intereses.

Los accidentes de tráfico entre coches de la misma compañía de seguros siempre dan problemas.

En estos casos la misma aseguradora tiene que hacerse cargo de todos los daños del accidente en ambos casos, y al ser la única que paga, intentará indemnizar lo menos posible.

➡️ Alcances traseros cuando (de verdad) tú no eres responsable de golpear por detrás

Hay algunos casos excepcionales donde puedes no ser responsable del accidente a pesar de ser quien colisiona a otro vehículo en su parte trasera.

Esto es lo que ocurre en el típico accidente en una rotonda, cuando tú circulas por su interior y otro coche invade de forma repentina tu carril de la rotonda sin avisar de la maniobra.

Al meterse delante de ti de forma brusca no puedes frenar y le golpeas en su parte trasera.

¿Qué ocurre en este caso?

Es evidente que la culpa no es tuya, sino del vehículo que ha invadido el carril por el que circulabas sin respetar tu prioridad, pero no va a ser fácil demostrarlo.

Qué hacer cuando tienes que reclamar un accidente por alcance

El caso sencillo de accidente por alcance es cuando te golpean por detrás y el contrario no te pone pegas, reconociendo su culpa.

Incluso en ese caso, no te recomendamos marcharte del lugar sin antes rellenar con el otro conductor un parte amistoso y llevártelo firmado.

Ahora bien, el problema surge con todos esos alcances controvertidos, en especial las colisiones múltiples.

¿Qué tienes que hacer?

✔Rellena partes amistosos con todos los vehículos con los que hayas tenido percance: si te dan por detrás y tú golpeas por detrás al de delante, debes rellenar dos partes, uno con cada conductor.

✔Si te ponen problemas para formalizar un parte o hay discusiones con la culpa, avisa a la Guardia Civil o a la Policía para que levanten un parte de accidente o un Atestado.

✔Si hay testigos del accidente solicítales sus datos por si te hacen falta cuando reclames a la aseguradora, sobre todo cuando hay varios vehículos implicados, donde otros conductores pueden ayudarte como testigos.

La eterna lucha para que te indemnicen por lesiones de cuello en un accidente por alcance

Uno de los grandes problemas de los accidentes por alcance es la levedad de la mayoría de ellos.

En casi todos los casos la víctima sufre lesiones en la columna, en especial el famoso latigazo cervical o cervicalgia postraumática, o la lumbalgia postraumática.

El Baremo de Tráfico dedica el artículo 135 a este tipo de daños, y las compañías de seguros lo aplican para negar sistemáticamente lesiones cuando los daños materiales son leves.

Como la mayoría de alcances no tienen daños en los vehículos especialmente importantes, te vas a encontrar que la aseguradora de turno te niegue el pago aplicando el criterio de intensidad del artículo 135 del Baremo.

Muchos accidentes por alcance acaban en los Tribunales por la negativa de la aseguradora a indemnizar, pero la realidad es que este tipo de casos se ganan en el Juzgado con ayuda legal.

Esto es así porque existen tanto sentencias como estudios doctrinales que demuestran que un golpe leve por alcance también puede provocar lesiones.

Qué te van a indemnizar al reclamar un accidente por alcance

La indemnización en un accidente por alcance es igual que en cualquier otro siniestro, y estará en función de los daños y perjuicios que hayas tenido.

Por un lado, puedes reclamar los daños materiales, y en los casos de alcances más violentos (en especial en vías interurbanas) tendrán que pagarte el siniestro si la reparación del vehículo supera su valor venal.

Por otro reclamas lesiones por el accidente de tráfico, que estarán en función de su mayor o menor gravedad.

En este apartado reclamas el tiempo de curación, las secuelas y cualquier otro factor de corrección indicado en el Baremo al que tengas derecho.

Por último, puedes reclamar el perjuicio patrimonial si lo tienes, que puede ser el lucro cesante o el daño emergente, y que debes acreditar para que te lo paguen.

Calcular la indemnización por accidente de tráfico es una de las partes más complejas de tu reclamación, porque no conoces el Baremo y no sabes qué conceptos reclamar.

Por eso debes tener un buen asesoramiento legal para que te paguen la totalidad de tus daños.

En resumen, reclamar un accidente de tráfico por alcance siempre da problemas, y en Demanda tu Lesión podemos ayudarte a resolverlos.

Recuerda que si eliges ayuda legal particular y ajena a las compañías puedes contratar un abogado de accidentes gratis utilizando tu cobertura por defensa jurídica.

Aquí puedes contarnos tu accidente y recibir de inmediato una valoración legal sin compromiso de tu caso.