¿Aceptar la indemnización por accidente de tráfico o ir a juicio?

Compartir este post

¿Cómo saber si te conviene aceptar la indemnización por accidente de tráfico o ir a juicio?

Si has sido víctima de un siniestro seguro que tienes esta duda tan habitual, sobre todo si nunca has pasado por esta traumática experiencia.

Cuando sufres daños y lesiones en un accidente es necesario poner en marcha el proceso de reclamación de los perjuicios sufridos, pero los trámites no son nada sencillos.

Indemnización por accidente de tráfico o ir a juicio

A tu falta de información sobre cómo funcionan las reclamaciones, plazos y documentos necesarios, se une que las aseguradoras no te van a ayudar porque defienden sus intereses, no los tuyos.

Tu punto de partida debe ser:

  • No fiarte de lo que dice la aseguradora, incluso cuando se niega a pagar por considerarte responsable.
  • No aceptar nunca una oferta de indemnización sin haberte asesorado antes.
  • No generalizar: cada accidente es diferente, y hay que valora de forma personalizada tu caso para decidir lo que más te convenga.

A partir de aquí, recuerda lo importante que es buscar ayuda legal especializada.

Si es tu caso y tienes preguntas, en Demanda tu Lesión tenemos todas las respuestas y podemos ayudarte.

Factores a tener en cuenta para decidir si aceptar la indemnización o ir a juicio

A lo traumático que resulta ser víctima de un siniestro, se une la primera gran pregunta que te vas a hacer:

¿Por dónde empiezo?

¿Qué tengo que hacer?

Uno de los grandes problemas que nos encontramos los abogados de accidentes de tráfico es cuando atendemos a perjudicados que han intentado tramitar el siniestro por su cuenta.

Este error puede dejarte sin indemnización:

➡️No conoces los plazos (por ejemplo, si no acudes antes de 72 horas desde el accidente al médico para el primer diagnóstico de lesiones, la compañía no te va a pagar nada).

➡️No conoces el Baremo de Tráfico, la compleja normativa que sirve de base para calcular tu indemnización (por tanto, no puedes saber si la oferta de la compañía es o no correcta).

➡️No conoces los trámites (las aseguradoras te ganan porque gestionan siniestros a diario).

El primer gran error que puedes cometer es no asesorarte y tratar de gestionar la reclamación por tu cuenta.

Las compañías no van a orientarte, tampoco te informan y mucho menos te dicen qué hacer para que tu indemnización comprenda la totalidad de tus daños.

Si vas por tu cuenta y llega la oferta de la compañía…

¿Cómo vas a decidir si aceptarla o no si no sabes siquiera si está correcta o no?

Todos estos problemas no existen cuando externalizas tu reclamación, es decir, encargas tu defensa legal a un abogado particular que no tiene nada que ver con las compañías.

Si tienes ayuda legal es tu abogado quien te informa, te guía y te acompaña en todo el proceso, y quien se “pelea” con la aseguradora para que te indemnicen todos los perjuicios sufridos…

…o te explica por qué debes ir a juicio.

Qué debes tener en cuenta antes de aceptar una indemnización de la aseguradora

Vamos a imaginar que tienes ayuda legal, tu abogado te acompaña en todo el proceso y llega el momento de requerir de pago a la aseguradora.

Tu letrado envía el requerimiento (conforme a Ley, requisito necesario para poder ir luego a juicio) y la compañía del responsable te hace la oferta de indemnización.

¿Qué ocurre?

Que la inmensa mayoría de ofertas de pago están incompletas o por debajo de lo que deberían indemnizarte.

Esta realidad tiene lógica si piensas que las aseguradoras se mueven pos sus intereses como compañía, no defienden los tuyos.

Pero para ti como víctima es un claro perjuicio:

  • No te pagan lo que deberían, por tanto, pierdes dinero.
  • También puedes quedarte sin indemnización si la culpa no está clara, hay versiones contradictorias o incluso una concurrencia de culpas, entre otros posibles obstáculos.

En resumen, antes de aceptar una indemnización de la compañía de seguros debes saber si la oferta es correcta o no.

Y para saberlo necesitas tener asesoramiento legal, y que un abogado te explique por qué una oferta no es correcta, o qué parte de tu indemnización no te están pagando.

Cómo actuar legalmente para decidir si aceptar la indemnización o ir a juicio

Cualquier víctima que tiene ayuda legal va a conocer desde el primer momento las fases de su reclamación.

Como abogados que tramitamos accidentes de tráfico no sólo debemos defender el interés del perjudicado.

También debemos intentar que perciba la indemnización lo antes posible.

Esto significa que debemos valorar juntos qué hacer cuando llega el momento de decidir si aceptar la indemnización o ir a juicio.

La vía amistosa es la primera opción

Abogado especialista en accedentes de tráfico

Nosotros lo tenemos claro: siempre que podamos intentaremos que la aseguradora te pague “por las buenas”.

Es decir, sin necesidad de tener que acudir al Juzgado.

¿Por qué?

✔Primero, ahorramos tiempo, el proceso es más rápido y tú recibes tu indemnización mucho antes.

✔Segundo, ahorramos todos los costes que suponen tener que acudir a la vía judicial: procurador, abogado, perito médico…. sin contar con que los procesos judiciales tardan como mínimo entre un año y año y medio.

En esta fase amistosa donde valoraremos, cuando llegue, la oferta que te hace la compañía para decidir si aceptar la indemnización.

La fase de negociación siempre con abogado

Imagina que la oferta no está correcta (esto ocurre en la inmensa mayoría de los casos).

Esto significa que no se valoran la totalidad de tus perjuicios o daños, o que si se han valorado por la compañía ha sido en valores mínimos.

Por ejemplo, no es igual que te paguen 1 punto de secuela que 3 o 4 puntos.

La compañía puede entender que tu secuela es leve y ofrecerte un punto, y nosotros defender que tu secuela es más severa y mereces que te paguen 3 puntos como mínimo.

Cada punto vale dinero, por eso las aseguradoras valoran las secuelas siempre a la baja.

Lo mismo ocurre con el resto de días de curación y factores de corrección que incluye el Baremo de Tráfico.

Cuando esto ocurre tu abogado puede negociar “de tú a tú” con la aseguradora, para intentar que te suban la oferta y evitar un procedimiento judicial.

En muchas ocasiones lo conseguimos, y de esta forma la víctima recibe una indemnización correcta que no habría percibido con ese incremento si le falta ayuda legal.

Ir a juicio: cómo, cuándo y por qué

Entonces… ¿cuándo hay que ir a juicio?

Pueden pasar varias cosas:

La aseguradora te discute la responsabilidad y en ese caso no paga nada desde el primer momento al considerarte culpable.

En este caso siempre hay que ir a juicio si no eres responsable y quieres defender tus intereses para que te indemnicen.

Tu abogado te dirá si es viable la reclamación y tienes opciones de ganar en el Juzgado.

La aseguradora te discute las lesiones y daños y no te paga en la oferta la totalidad de los mismos.

Este es el caso que hemos comentado, cuando la oferta de pago está por debajo de lo que te corresponde.

Si por las buenas no quieren subir la oferta, es necesario acudir a la via judicial para que decida el Juez.

Puede ocurrir que la compañía suba la oferta, pero sea insuficiente, en cuyo caso no quede más opción que demandar a la aseguradora.

La aseguradora te discute todo: culpa, lesiones por el accidente de tráfico y daños.

En este caso es evidente que hay que reclamar en el Juzgado.

Estas son las situaciones más habituales, pero piensa que hay muchos siniestros complejos, donde la culpa es difícil de determinar (por ejemplo, las colisiones múltiples) y hay que valorar muy bien si compensa acudir a la vía judicial.

Por qué debes asesorarte sobre si aceptar la indemnización o ir a juicio

La respuesta imaginamos que te ha quedado clara: la compañía de seguros te gana siempre en conocimientos y experiencia cuando se trata de reclamar un accidente de tráfico.

Esto siempre te coloca en una posición de desventaja que te perjudica porque es muy probable que, sin ayuda legal, aceptes una indemnización mucho más baja de lo que te corresponde.

Todo ello sin los innumerables obstáculos que te vas a encontrar, por ejemplo, que no quieran pagarte lesiones cuando son leves.

El caso más habitual ocurre cuando reclamas indemnización por un latigazo cervical o cualquier lesión de cuello, tus daños materiales son leves y la aseguradora no te paga aplicando el famoso artículo 135 del Baremo.

¿Esto significa que no puedes reclamar?

Ni mucho menos.

Pero sí que necesitas hacerlo con ayuda legal, y no olvides que puedes tener un abogado de accidentes gratis gracias a cobertura por defensa jurídica incluida en tu póliza.

Esto y mucho más es lo que forma nuestro trabajo en Demanda tu Lesión: informarte, asesorarte, acompañarte y por supuesto, defenderte.

Si has tenido un accidente con daños y lesiones, te animamos a contactarnos aquí para resolver todas tus dudas y recibir la información que necesitas.