Solicitar adelanto de indemnización por accidente de tráfico: ¿Cuándo procede?

Compartir este post

Muchas víctimas de un siniestro desconocen que se puede solicitar un adelanto de la indemnización por el accidente.

De hecho, suelen sorprenderse cuando les hablamos de los llamados “pagos a cuenta” de la indemnización final.

No obstante, para poder solicitar un adelanto de la indemnización deben darse unos requisitos, pues esta posibilidad no procede en todos los accidentes de circulación.

Te explicamos las condiciones, en qué casos pueden pedirse los pagos a cuenta y si te conviene aceptarlos o no.

Eso sí, es recomendable que tengas el asesoramiento de un abogado experto en accidentes de tráfico para valorar cuándo y cómo solicitar el adelanto. 

¿Qué significa solicitar un adelanto de la indemnización por accidente de tráfico?

Como su propio nombre indica, el también llamado “pago a cuenta” es una cantidad que te “adelanta” la compañía de seguros responsable de indemnizarte.

Indemnización por lucro cesante tras un accidente de tráfico

OJO porque “a cuenta” significa que NO es la indemnización total que tienen que pagar, y esto lleva a confusión a muchos perjudicados.

Por ejemplo, la víctima del accidente no tiene recursos económicos para hacer frente a los gastos más inmediatos del siniestro.

O se trata de grandes lesionados que han sufrido daños personales graves que requieren muchos meses de tratamiento (o en casos de lesiones muy severas incluso años).

Son dos casos habituales donde es posible pedir un pago a cuenta.

¿Se puede solicitar un adelanto de la indemnización si el accidente es leve?

Cuando las lesiones por el accidente de tráfico son leves y de menor entidad las compañías de seguros no ofrecen adelantos de la indemnización.

Por ejemplo, si sufres un latigazo cervical, un esguince de cuello o cualquier otro traumatismo menor, donde tu tiempo de recuperación es mucho más corto y suele estar entre los 2 y los 4 meses.

En estos casos el pago a cuenta no procede porque en poco tiempo la víctima va a recibir la indemnización en su totalidad.

Puede haber no obstante alguna excepción aislada donde la compañía de seguros adelante un pago a cuenta de la indemnización, pero no es lo habitual.

Los requisitos para solicitar un adelanto de la indemnización por accidente de tráfico

Los pagos a cuenta están sujetos a una serie de requisitos imprescindibles para poder tramitarlos.

Primero, la culpa tiene que estar muy clara, es decir, no puede haber ninguna duda sobre la responsabilidad del conductor contrario.

Ninguna aseguradora te va a hacer oferta de pago alguna si hay dudas sobre la culpabilidad, lo que ocurre cuando el siniestro es controvertido, hay versiones contradictorias, o incluso una culpa compartida.

Segundo, las lesiones tienen que ser más graves, es decir, que impliquen un tiempo largo de recuperación.

Las aseguradoras no pueden hacer la oferta definitiva de pago hasta que la víctima recibe el alta médica, y en lesiones graves el alta puede tardar muchos meses e incluso años en los casos más severos.

Por eso van haciendo adelantos de la indemnización final en forma de pagos a cuenta.

Tercero, la compañía de seguros no te puede hacer una oferta motivada porque han pasado tres meses desde que aceptó la reclamación y como víctima no tienes el alta médica por tus lesiones.

Por tanto, no se puede valorar de forma definitiva la indemnización.

Lo que dice al respecto la Ley sobre Responsabilidad y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor en su artículo 7.4.a) es que la compañía está obligada a enviarte lo que se llama una “respuesta motivada”.

En ella explica que no puede hacerte oferta de indemnización porque todavía no pueden cuantificarse tus lesiones, y te ofrecen el adelanto con un pago a cuenta.

Para la aseguradora esto es importante, porque de otro modo podría incurrir en mora y tener que pagar intereses de demora.

Lesionados con dificultades económicas para hacer frente a los gastos derivados de un siniestro

Indemnización por latigazo cervical por accidente de tráfico

Hay víctimas que por sus circunstancias económicas no pueden costear los primeros gastos urgentes derivados del accidente.

Por ejemplo, un ingreso en un hospital privado especializado en el tipo de lesiones sufridas (una paraplejia severa sería uno de estos casos).

O traslados en ambulancia a centros médicos porque debido a las lesiones sufridas la víctima no puede desplazarse por sus medios.

Hay familias que no disponen de medios económicos, en cuyo caso puede requerirse a la aseguradora para que adelante pagos iniciales a cuenta con urgencia.

En estos es muy importante que la víctima y su familia estén asesorados legalmente y sea un abogado especialista en accidentes quien contacte con la aseguradora para gestionar el adelanto con la máxima celeridad.

¿Debes como víctima aceptar un adelanto de la indemnización por accidente de tráfico?

Cada siniestro es distinto y cada víctima tiene una situación y unas necesidades diferentes, por eso es importante valorar con ayuda legal si aceptar el adelanto de la indemnización que te hace la compañía.

¿Qué debes tener en cuenta?

➡️Primero, revisar a fondo el documento que te envía la compañía para que quede bien claro que se trata de un adelanto, NO del pago completo de la indemnización.

Analizar la “letra pequeña” de la comunicación enviada con el seguro es clave para evitar firmar un documento que te perjudique.

Por tanto, debe incluirse de forma expresa que la cantidad que te ofrecen NO es la indemnización total, sino sólo un anticipo de lo que te corresponde.

➡️Segundo, ojo al tema de los intereses que corresponde pagar a la compañía, que no se aplicarían al adelanto, pero sí a la cantidad restante de abonar, según el caso.

Por todo esto debes tener mucho cuidado antes de firmar documento alguno que te remite el seguro con un pago a cuenta, y que te asesore un abogado sobre si todo está correcto para aceptar un pago adelantado por parte de la aseguradora.

En resumen, aceptar o no el adelanto depende de cada víctima concreta, y tu abogado te ayudará negociando con la compañía el importe del anticipo en función de tus lesiones y situación.

La importancia de la documentación para solicitar un adelanto de la indemnización

El pago a cuenta de la compañía de seguros debe estar justificado, es decir, demostrarse su necesidad, obligatoriedad conforme a Ley o conveniencia.

Para ello hay que contar con los documentos médicos que acrediten las lesiones sufridas, la previsible duración del tiempo de restablecimiento y en su caso, la justificación de gastos médicos, hospitalarios o diagnósticos que requieran el adelanto económico.

Es muy probable que la compañía de seguros solicite que la víctima sea explorada o reconocida por sus servicios médicos, que son quienes van a indicar a la aseguradora la conveniencia del pago a cuenta.

En resumen, tanto para solicitar como para aceptar un adelanto de la indemnización por accidente de tráfico debes tener un buen asesoramiento legal.

En Demanda tu Lesión te ayudamos en todos los trámites para evitar que renuncies sin saberlo a la totalidad de lo que te corresponde.

Puedes contactar con nosotros aquí para recibir gratis y sin compromiso toda la información que necesitas.