Cómo saber de quién es la culpa en un accidente de tráfico

Compartir este post

Si tienes dudas sobre cómo saber de quién es la culpa en un accidente de tráfico la reclamación de tus perjuicios puede fracasar.

El desconocimiento de muchas víctimas conlleva la pérdida de su derecho a la reclamación de los daños sufridos.

La culpa es un factor clave, pero saber quién es responsable o probarlo no es tan sencillo como parece.

Nuestra recomendación es no esperar para asesorarte porque acreditar la culpa es el primer paso para poder reclamar, y recuerda que puedes tener un abogado de accidentes gratis con tu defensa jurídica.

Por qué cómo saber de quién es la culpa en un accidente de tráfico influye en tu reclamación de la indemnización

Reclamar indemnización de accidente de tráfico sin seguro

Determinar la responsabilidad en un siniestro es el punto de partida cuando eres víctima de un accidente y has sufridos daños, sean materiales o personales.

Ninguna compañía de seguros te va a indemnizar si no está clara la culpa de su asegurado.

El problema es que hay mucha diferencia entre ser culpable y ser víctima.

La Ley dice que sólo puedes reclamar una indemnización por los daños sufridos cuando no tienes la “culpa exclusiva”.

¿Qué significa esto?

Básicamente, que toda la responsabilidad en el accidente recaiga sobre ti.

En ese caso, no puedes reclamar indemnización alguna.

¿Qué es lo que ocurre?

Que muchas veces la culpa no está clara, y en estos casos las compañías de seguros van a partir siempre de negar el pago de una indemnización.

Esto es lo que pasa con los accidentes de tráfico más controvertidos:

➡️Cuando los conductores mantenéis versiones contradictorias: el contrario dice que eres culpable y tú mantienes que la responsabilidad es suya.

➡️Cuando en el accidente hay una posible concurrencia de culpas, es decir, que ambas partes podéis tener una parte de responsabilidad.

➡️Cuando la culpa es difícil de demostrar, por ejemplo, cuando hay que demostrar la responsabilidad en accidentes en cadena, con varios vehículos y varias aseguradoras.

¿Significa esto que en todos estos siniestros no podrías reclamar una indemnización?

La respuesta es NO, puedes reclamar y de hecho en muchos de ellos hemos conseguido el pago de la indemnización.

La clave para saber de quién es la culpa en un accidente de tráfico está en las pruebas, y en que tengas claro qué pasos dar en los momentos posteriores al accidente.

 Lo que no debes hacer después un accidente de tráfico

Versiones contradictorias en un accidente de tráfico

Aunque no siempre es fácil mantener la calma después de un siniestro, sabemos que hay errores muy habituales que la víctima puede cometer en esos momentos posteriores por los nervios y la confusión tras el accidente.

Esto es lo que nunca debes hacer:

➯ Abandonar el escenario del siniestro sin haber recogido todos los datos del accidente.

Es evidente que después tendrás muchas dificultades para acreditar que no tienes la culpa, o que la culpa es de un tercero.

➯ Fiarte de lo que te diga el conductor contrario.

No te fíes si el responsable te da su teléfono y te dice “ya te llamaré para darte los datos del seguro”, o te dice de palabra y sin haber firmado ni reconocido nada “soy culpable, no te preocupes que ya se ocupan las aseguradoras”.

Lo más probable es que no vuelvas a tener noticias suyas.

➯ Dar por buena una respuesta negativa de la aseguradora a tu reclamación.

Aunque puedas parecer culpable, aunque la compañía te diga que su asegurado niega responsabilidad, NUNCA creas lo que te dicen hasta asesorarte legalmente.

Las compañías saben más que tú, y aprovechan tu desconocimiento para negarte el pago, porque saben que muchas víctimas desisten de seguir reclamando.

Las pruebas para saber de quién es la culpa en un accidente de tráfico

Hay una serie de pruebas o indicios que ayudan a demostrar que no eres responsable del siniestro y tienes derecho a reclamar.

No siempre es posible recopilar estas pruebas, porque todo depende del tipo de accidente sufrido.

Si tienes lesiones graves y te evacúan del escenario del accidente no vas a poder recopilar estas pruebas, pero sí saber cómo actuar después en cuanto tu estado te lo permita.

El Atestado o Informe Policial, prueba clave para saber de quién es la culpa

Los agentes de la autoridad no acuden en todos los accidentes, sobre todo si son leves o las partes están de acuerdo sobre cómo han sucedido los hechos.

Pero siempre que haya alguna duda sobre la culpa, el contrario discuta contigo, quiera irse del lugar sin darte datos o se niegue a firmar el parte amistoso, debes llamarlos de inmediato.

En los accidentes graves como un atropello, o en siniestros controvertidos como el accidente en cadena, el Atestado Policial es una prueba clave para demostrar la responsabilidad.

Ahora bien, aunque no es habitual, un Atestado puede estar también mal hecho y equivocarse con la responsabilidad.

En estos casos acreditar la culpa es más difícil y la aseguradora dará por bueno el Atestado porque les interesa para no tener que indemnizar.

Para rebatir Atestados o informes policiales de tráfico controvertidos es necesario utilizar a un perito reconstructor de accidentes.

Estos profesionales hacen un análisis exhaustivo de las circunstancias del accidente, huellas, vestigios, daños materiales, cambios semafóricos, señales de tráfico en el lugar de los hechos, y con todo ello preparar un informe pericial.

Estas reclamaciones siempre acaban en los Tribunales, donde el perito defenderá su informe para desmontar el Atestado y probar la culpa del contrario.

El parte amistoso, imprescindible siempre que sea posible

Hacer un parte amistoso de accidente es clave para demostrar la culpa.

Ahora bien, puede volverse en tu contra si no lo cumplimentas bien.

Muchos conductores siguen teniendo dudas para rellenarlo y hacerlo mal puede ofrecer dudas sobre la responsabilidad y no ser aceptado por la aseguradora.

Lo mismo ocurre si la parte contraria no te lo firma.

Asegúrate de rellenarlo tú, poner bien las casillas, hacer un croquis detallado del lugar, incluir daños y lesiones, aunque sean leves, y poner todos los datos (matrículas, aseguradoras…).

El testimonio de los testigos presenciales

La mayoría de siniestros son presenciados por otras personas, sean conductores o peatones.

Siempre que la situación lo permita toma sus datos personales y número de teléfono por si la aseguradora te pone pegas sobre la responsabilidad.

Muchos juicios por accidentes donde la compañía de seguros niega culpa se resuelven a favor de la víctima con la declaración de los testigos presenciales.

¿Qué ocurre si la compañía de seguros no reconoce la culpa y se niega a pagar?

Entonces habrá que reclamar judicialmente.

Cuando te ayuda un abogado especialista en accidentes de tráfico a reclamar la indemnización vas a tener el asesoramiento que necesitas para saber si el caso es viable y qué opciones tienes de ganarlo.

Los abogados intentamos primero el acuerdo amistoso.

Incluso si la compañía niega la culpa, es posible negociar aportando pruebas y conseguir que finalmente reconozca su obligación de indemnizar.

Si no es posible hay que acudir a la vía judicial, siempre que podamos defender con pruebas de quién es la culpa en el accidente.

Si te ha quedado alguna duda o tienes problemas para que la aseguradora te pague tu indemnización, en Demanda tu Lesión vamos a ayudarte a reclamar con garantías.

Puedes contactarnos aquí para que valoremos tu caso gratis y sin compromiso.