La aseguradora se niega a reparar mi coche: ¿Qué hago?

Compartir este post

¿Has sufrido un accidente de circulación y la aseguradora se niega a reparar tu coche?

Estas situaciones se dan más a menudo de lo que crees y que suele provocar el consiguiente enfado del asegurado.

Aunque hay algún motivo muy concreto por el que una aseguradora puede rechazar la reparación del coche, en otros casos el perjudicado se conforma con la respuesta de la compañía, que muchas veces no tiene razón en su negativa.

Es probable que estés pensando:

¿Es igual que sea mi compañía la que no quiere reparar el coche o que sea la aseguradora del contrario?

¿Tiene algo que ver si mi seguro es a todo riesgo o a terceros?

¿Qué motivo concreto y legal puede darse para negarse a la reparación?

¿Qué tengo que hacer si la compañía no me arregla el coche?

Si has sufrido un accidente y estás en esta situación es recomendable pedir ayuda legal a un abogado especialista en accidentes de tráfico.

De esta forma no sólo podrás resolver el bloqueo de la reparación de tu vehículo, sino que también tendrás una cobertura jurídica integral para reclamar tu indemnización.

Motivos por los que la aseguradora se niega a reparar tu coche

La mayoría de conductores dan por hecho que teniendo una póliza de seguro no habrá problema alguno para que la compañía repare el vehículo si sufre daños en un accidente.

La importancia de la documentación en la reclamación de indemnizaciones

Es más: es muy habitual firmar la póliza de seguro del coche sin leer “la letra pequeña”, y esto puede traer consecuencias si se produce un percance de circulación.

Pues bien, como punto de partida una compañía de seguros tiene obligación de reparar tu vehículo después del accidente, salvo las excepciones que ahora veremos.

Así, hay algunos motivos que puede darte la compañía que NO le eximen de su obligación de reparar, por ejemplo:

➡️No te pueden alegar que el vehículo tiene la ITV caducada, porque no es excusa para denegar el arreglo.

NO pasar la ITV es una infracción de tipo administrativo que tendrá su sanción, pero que no es excusa para rechazar la reparación del coche.

➡️Tampoco pueden argumentar que no reparan por entender que no hay relación de causalidad entre el accidente y las lesiones sufridas en el mismo, algo que no tiene nada que ver con la obligación de reparar.

Las razones por las que una compañía de seguros puede rechazar la reparación de tu coche

El seguro se niega a pagar la reparación
Qué hacer si el seguro se niega a pagar la reparación tras un accidente

Las excepciones a la obligación de la aseguradora de reparar tu vehículo son muy específicas, y en estos casos sí pueden rechazar el arreglo:

➯ Primero, eres culpable del accidente y tu seguro es a terceros.

En este caso tu compañía rechazará el arreglo del vehículo y tendrás que asumir tú los gastos de la reparación.

No se daría esta circunstancia si tienes el seguro a terceros, pero NO eres responsable del accidente.

Ahí la aseguradora tendrá que reparar tus daños materiales, si bien no lo hará hasta que la compañía contraria asuma la responsabilidad en el siniestro.

Aquí puedes tener problemas en los casos de accidentes controvertidos, dudosos o con versiones contradictorias, porque las aseguradoras en estos casos parten de negar culpa, y si quieres reclamar no te quedará más remedio que acudir a la vía judicial.

En el procedimiento judicial reclamarías tanto lesiones como los daños materiales que no han querido arreglarte.

➯ Segundo, no tienes al día el pago de la prima de tu seguro

Si no has pagado la prima y tu seguro no tiene los pagos al día, en caso de accidente con daños materiales la aseguradora no tendrá obligación de reparar tus daños.

➯ Tercero, el valor del arreglo de tu coche es superior al valor de mercado del vehículo

En este caso la compañía no va a reparar y declarará tu coche siniestro total.

Cuidado aquí porque hay aseguradoras que te declaran siniestro tu vehículo cuando no les compensa reparar tu vehículo desde el punto de vista económico.

Les interesa más darlo siniestro si el importe del arreglo supera, aunque sea en muy poca cantidad, al valor de mercado del coche.

Sin embargo, para ti la declaración de siniestro total es un perjuicio porque nunca compensa un siniestro, por muchos años que tenga tu vehículo.

La teoría es que la indemnización por la pérdida total de tu coche debería servirte para comprar otro de las mismas características.

En la práctica esto no suele ocurrir casi nunca, así que cuidado con la oferta del siniestro y nuestra recomendación es que te asesores bien antes de aceptarla.

Tienes derecho a que te indemnicen por todos los perjuicios sufridos y los daños en tu vehículo forman parte de ese perjuicio.

Si entiendes que la compañía actúa de mala fe porque ha declarado el siniestro de un vehículo susceptible de repararse, puedes reclamar en los Tribunales.

Es importante que tengas ayuda legal para ver si te compensa rechazar el siniestro y reparar el coche, lo que puede hacerse sólo si el importe del arreglo no supera el triple de su valor venal.

➯ Cuarto, hay sospecha de fraude

Si el accidente es fraudulento o simulado, has facilitado información falsa o has ocultado a la compañía datos clave sobre el siniestro, la aseguradora se va a negar a pagarte los daños materiales.

➯ Quinto, alcoholemia

Cuando provocas un accidente y das positivo en alcohol tu compañía de seguros no responde por nada.

Esto es así porque en prácticamente todas las pólizas de seguro hay la llamada “cláusula de exención de responsabilidad”, en virtud de la cual la aseguradora no va a pagarte indemnización alguna por los daños provocados en tu vehículo o tus lesiones.

Pero aún hay más, porque también tendrás que hacerte cargo de pagar la indemnización por el accidente con alcoholemia a los terceros perjudicados (lesiones y daños), que pueden arruinarte si el siniestro ha sido muy grave o hay fallecidos.

 ¿Qué hacer si la aseguradora se niega a reparar tu coche?

Nuestra primera recomendación es que, antes de dar cualquier otro paso, te asesores con un abogado de accidentes de tráfico, que puede ayudarte en todos los pasos a dar si tienes que reclamar la reparación de tu vehículo.

Tu abogado te indicará cómo proceder, pero los trámites básicos son los siguientes:

➡️Revisa tu póliza de seguros para asegurarte de las coberturas que tienes y lo que no te cubre.

Puede haber alguna cláusula que se te haya pasado por la cual la compañía quede liberada de reparar tu coche.

➡️Pide a tu aseguradora que te detalle por escrito los motivos de su negativa a reparar el vehículo.

➡️Si no estás conforme envía por burofax una reclamación al Defensor del Asegurado, exponiendo tus alegaciones y los motivos por los que no estás de acuerdo con la decisión de la compañía, con todos los documentos que justifiquen tu reclamación.

➡️Si no has obtenido respuesta en el plazo de un mes o te han rechazado la reclamación, dirígete una nueva reclamación a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

Para hacerlo tendrás que aportar la reclamación previa dirigida al Defensor del Asegurado.

➡️Si tampoco estás conforme con la resolución de esta entidad, el último paso es acudir a la vía judicial civil presentando una demanda con abogado y procurador.

¿Te queda alguna duda?

Si eres perjudicado en un siniestro, no tienes la culpa y la aseguradora se niega a reparar tu coche, los abogados de Demanda tu Lesión podemos ayudarte.

Puedes contactar aquí con nosotros y contarnos tu caso para que te hagamos una valoración legal sin compromiso.