Qué se puede reclamar en un accidente de tráfico

Compartir este post

Saber qué se puede reclamar en un accidente de tráfico es una de las dudas más recurrentes de cualquier víctima que sufre lesiones y daños.

Lo habitual después de un siniestro es no tener ni idea de por dónde empezar a tramitar una reclamación.

Pero, además, las compañías de seguros juegan con ventaja, porque tienen unos conocimientos y una información que la víctima no conoce.

En este post te explicamos lo que incluye una indemnización, si bien debes tener en cuenta que no todas las víctimas van a reclamar lo mismo, pues todo depende del daño sufrido.

Recuerda la importancia de tener asesoramiento legal para hacer bien tu reclamación y que te paguen la máxima indemnización que te corresponde.

Puedes utilizar tu cobertura por defensa jurídica para tener un abogado de accidentes gratis que te ayude a reclamar y cuyos honorarios pueden salirte gratis en todo o en parte.

Por qué debes saber qué se puede reclamar en un accidente de tráfico

Uno de los primeros problemas que vas a tener si eres víctima de un siniestro es tu desconocimiento y falta de información.

Qué se puede reclamar en un accidente de tráfico
Qué se puede reclamar en un accidente de tráfico

Es normal no saber cómo actuar, qué hacer, a quién llamar y otras tantas dudas que se tienen en esos momentos iniciales tras el accidente.

¿Qué debes tener en cuenta?

➡️La reclamación de cada perjudicado es diferente porque no hay dos accidentes iguales.

Incluso víctimas de un mismo siniestro con la misma lesión van a percibir indemnizaciones distintas.

➡️Tu indemnización NO tiene por qué incluir todos los conceptos reclamables, todo dependerá del tipo de perjuicio que hayas tenido y la mayor o menor gravedad de tus daños.

Los tres conceptos que forman parte de una indemnización

La normativa que se utiliza para valorar qué puedes reclamar en un accidente es el conocido como Baremo de Tráfico.

Si se te ha ocurrido echarle un vistazo, lo más probable es que no hayas entendido nada, y es lógico porque es un conjunto de artículos y Tablas complejo y difícil de comprender.

De forma resumida, cualquier víctima de un siniestro puede reclamar tres conceptos generales:

➯Los daños materiales.

➯Los daños personales o lesiones.

➯El perjuicio patrimonial, que comprende tanto el lucro cesante como el daño emergente.

Cada uno de estos conceptos incluyen una serie de factores, partidas, requisitos y aspectos a tener en cuenta a la hora de valorarlos en tu reclamación.

Esto significa que, por ejemplo, puede que tengas derecho a reclamar lesiones porque te han atropellado, pero no tengas daños materiales que reclamar.

O puede ocurrir que hayas sufrido lesiones leves, como el clásico esguince cervical, y no tengas nada que reclamar en concepto de perjuicio patrimonial.

Por eso siempre insistimos en que no debes tomar como referencia las indemnizaciones percibidas por otras personas de tu entorno: ninguna será igual a la tuya, no lo olvides.

Qué se puede reclamar en un accidente de tráfico en concepto de daños materiales

Los daños materiales comprenden, por un lado, todos los desperfectos sufridos por un vehículo, coche, moto, bicicleta, patinete eléctrico en un accidente de circulación.

Mujer observando los daños en un accidente de tráfico
Reclamación de daños sufridos en el coche

Lo habitual es que siempre tengas daños materiales, sean de mayor o menor consideración según el tipo de siniestro.

La indemnización consistirá en la reparación de esos desperfectos, que normalmente se hará a través de las aseguradoras una vez se determine la responsabilidad.

Esto que parece sencillo puede convertirse a veces en un verdadero quebradero de cabeza para el perjudicado por las trabas que ponen las compañías de seguros.

Cuando no es posible la reparación porque el valor del arreglo supera el valor del vehículo la indemnización por daños materiales comprenderá el pago del siniestro.

En estos casos puedes tener problemas cuando la aseguradora te ofrezca una cantidad por el siniestro insuficiente o por debajo de lo que deberían pagarte.

Por otro lado, también se reclaman dentro de los daños materiales los objetos que se han podido dañar por el accidente.

Aquí entrarían los desperfectos en equipajes, ordenadores, mochilas, gafas, móviles, ropa, casco en un accidente de moto o de bici, ropa, y cualquier otro daño similar.

Para reclamarlo necesitas fotografías, presupuestos de reparación o facturas de arreglo, y contar con ayuda legal porque las compañías de seguros suelen discutir el pago de este tipo de daños.

Qué se puede reclamar en un accidente de tráfico en concepto de daños personales

Daños personales son lesiones, es decir, todos los perjuicios físicos, psíquicos o estéticos sufridos por la víctima en el accidente.

Esta parte de tu indemnización es muy discutida por las aseguradoras porque suelen valorar las lesiones siempre a la baja para pagar cuanto menos mejor.

Calcular la indemnización por accidente con lesiones es una de las partes más complicadas de tu reclamación, porque no conoces el Baremo de Tráfico ni cómo aplicarlo.

¿Qué debes tener en cuenta?

Indemnización por latigazo cervical por accidente de tráfico

➡️Dentro de los daños personales se valora el tiempo que has tardado en curar desde que tuviste el siniestro, las posibles secuelas tanto funcionales como estéticas, y el resto de factores de corrección que se incluyen en el Baremo de Tráfico.

➡️Cuanto más graves sean las lesiones más complejo es el cálculo, en especial en los casos de grandes lesionados, donde los daños sufridos pueden suponer indemnizaciones muy elevadas.

➡️Calcular esta parte de indemnización NO es una mera operación matemática: el cálculo es mucho más complejo y vas a necesitar siempre la ayuda de un abogado especialista en accidentes de tráfico que te diga todo lo que puedes reclamar y cómo se valora.

➡️Las aseguradoras tienden siempre a minimizar tus lesiones, de forma que te van a ofrecer una cantidad menor de la que deberían.

Qué se puede reclamar en un accidente de tráfico en concepto de perjuicio patrimonial

Como su propio nombre indica, perjuicio patrimonial alude a pérdidas económicas o menoscabos sufridos a consecuencia del siniestro.

La Ley divide este tipo de daño en dos conceptos:

➯El lucro cesante, que viene a ser cualquier pérdida económica o ganancia que no has podido obtener por culpa del accidente.

Son perjuicios que no habrías tenido de no ser por el siniestro, y, por tanto, deben pagarse por la compañía de seguros.

Por ejemplo, si reclamas indemnización por accidente de tráfico con baja laboral y la baja te ha supuesto perder dinero de tu nómina o unas comisiones, eso es lucro cesante.

Lo mismo ocurre si tienes un taxi y no puedes usarlo porque está reparándose después de un accidente, lo que te causa un perjuicio porque es tu medio de trabajo.

➯El daño emergente, que comprende la pérdida patrimonial ocasionada por los gastos que has tenido que asumir por culpa del siniestro.

Por ejemplo, tienes que pagar gastos de farmacia, de taxis para ir a los médicos, una prueba diagnóstica específica o un tratamiento rehabilitador.

En el caso de lesiones graves la indemnización por perjuicio patrimonial es muy importante, porque estás víctimas requieren unos cuidados y asistencia no sólo en el momento presente, sino también en su vida futura, y la aseguradora tiene que pagarlos.

En estos casos se reclama desde una cantidad por la incapacidad sobrevenida, hasta los gastos derivados de tratamientos de por vida, ayuda de tercera persona para lesionados muy graves, adecuación de vivienda, o perjuicio moral por pérdida de calidad de vida, entre otros factores.

Resumiendo:

➡️Como víctima no sabes qué puedes reclamar en un accidente de tráfico y esto puede suponer quedarte sin parte de tu indemnización.

➡️Calcular cada concepto que te corresponde y demostrar a la compañía que tiene que pagarte no es sencillo y siempre necesitarás ayuda legal.

➡️Ninguna compañía te lo va a poner fácil, y lo habitual es que siempre te ofrezcan menos indemnización.

En Demanda tu Lesión lo sabemos y por eso nuestro trabajo consiste en ayudarte a conseguir la máxima indemnización que por justicia te corresponde.

Puedes contarnos aquí cómo ha sido tu accidente y responderemos a todas tus preguntas sin compromiso.