Reclamación gastos médicos accidente tráfico: qué incluyen y cómo se pagan

Compartir este post

La reclamación de los gastos médicos en un accidente de tráfico es una parte de la indemnización que tiene que pagarte la aseguradora.

Los gastos médicos dependen del accidente y lesiones sufridas, pero muchas víctimas no saben qué pueden reclamar por este concepto y cómo se pagan estos gastos.

Es posible que, tras un accidente, no sepas si acudir a la Seguridad Social, a tu Mutua Laboral, o dónde hacer la rehabilitación, y si te va a costar dinero el tratamiento.

Hay varios modos de proceder y distintas opciones para tratarte tus daños personales, por eso debes saber cómo actuar y qué puedes reclamar como gastos médicos.

En Demanda tu Lesión te explicamos todas las opciones, dónde acudir y cómo reclamar los gastos médicos de tu asistencia sanitaria para que no te los reclamen a ti.

En la reclamación de gastos médicos por accidente influye la responsabilidad en el siniestro

Dentro del concepto “gastos médicos” no se incluye solo tu visita al Hospital o si tiene que atenderte el SAMUR en el lugar del siniestro.

Dentro de este concepto hay que incluir toda la asistencia sanitaria que necesitas para restablecerte, así como otros gastos que puedas tener, como los de medicamentos.

Los que pocos lesionados saben es que la responsabilidad en el siniestro también tiene algo que ver en la reclamación.

Para empezar, el Seguro de Responsabilidad Obligatoria que tienen todos los vehículos incluye la asistencia médica a la víctima al margen de quién haya sido responsable del siniestro.

Si eres, por ejemplo, pasajero en un vehículo que tiene la culpa del accidente, el seguro de dicho vehículo cubre tanto al conductor responsable como a ti como ocupante.

Además, casi todas las aseguradoras tienen suscritos los llamados Convenios de Asistencia Sanitaria con Hospitales y Centros en toda España que cubren a las víctimas de siniestros.

Para poder beneficiarte de estos Convenios es necesario conocer requisitos y plazos, porque de ello depende que puedas recibir tratamiento en estos centros concertados, que tienen su propio sistema de funcionamiento.

Por descontado, si no tienes la culpa del siniestro siempre podrás reclamar la totalidad de los gastos médicos por el accidente a la aseguradora contraria, siempre que estén justificados y prescritos por un profesional médico.

Reclamación de gastos médicos: Seguridad Social y Convenios Sanitarios

Muchos lesionados acuden al servicio de Urgencias de la Sanidad Pública cuando tienen un accidente, pensando que tienen cubierta la asistencia médica.

Gastos de desplazamiento para rehabilitación tras un accidente de tráfico: ¿pueden reclamarse?

Sin embargo, la Seguridad Social repercute los gastos de atenderte por un siniestro a la aseguradora, por eso te piden siempre rellenar un impreso con los datos del accidente.

No olvides nunca rellenar este impreso y entregarlo en el Hospital donde te han atendido para que no te carguen esos gastos y los remitan directamente a la compañía de seguros.

Si has tenido un accidente laboral (por ejemplo, reclamas indemnización por un accidente in itinere en el trayecto de tu casa al trabajo o al revés), te atiende tu Mutua Laboral y luego lo repercute a la aseguradora que corresponda.

Los Convenios de Asistencia Sanitaria: qué son y cómo funcionan

Estos Convenios empezaron a funcionar hace unos años para agilizar todas las gestiones relacionadas con la asistencia médica a víctimas de accidentes de circulación.

A través de ellos puedes recibir el tratamiento médico que necesitas para recuperarte sin que te cueste dinero, porque se gestiona directamente entre los centros adheridos y las compañías de seguros.

Todas las partes salen beneficiadas: tú, porque no tienes que pagar tu asistencia médica, y los centros adheridos porque cobran con más rapidez el servicio que te dan.

Hay Convenios en el sector público y en el privado (llamado Convenio UNESPA) y en todas las Comunidades Autónomas.

Dentro del Convenio UNESPA puedes encontrar las llamadas Unidades de Accidentes de Tráfico en diferentes Hospitales de toda España donde te atienden sin coste alguno para ti.

De esta forma ahorras costes y también las esperas típicas de la Sanidad Pública, y puedes elegir dentro de la lista de Centros Adheridos el que mejor te venga.

¿Qué me interesa más para recibir tratamiento médico?

Pues todo depende, porque tienes varias opciones, pero recuerda lo más importante: siempre tienes que acudir al médico para recibir la primera asistencia antes de que transcurran 72 horas desde el accidente.

Este plazo es básico, porque si no lo cumples la aseguradora no te va a pagar alegando que has roto el llamado “nexo causal”.

Te estarás preguntando qué opción es más recomendable para tratarte de tus lesiones.

Médico revisando el estado de salud de una paciente

Como abogados para accidentes de tráfico sabemos que cada víctima es diferente, y las lesiones junto con tus circunstancias personales condicionan en gran medida cómo puedes hacer tu tratamiento médico, después de que te hayan hecho el primer diagnóstico:

➡️Puedes hacer caso de lo que te diga tu aseguradora y tratarte en el centro que ellos te recomienden (sin coste, ya sabes que son centros adheridos a Convenio).

No te recomendamos esta opción, porque las compañías derivan a los lesionados a centros más afines a sus intereses donde la asistencia está muy “condicionada”.

➡️Puedes elegir por tu cuenta un centro incluido en el Convenio Unespa, que sea independiente, y no te supone coste alguno porque ellos facturan a la aseguradora directamente.

Si eliges esta opción ojo con los plazos, porque tienes que empezar el tratamiento antes de que pasen 15 días desde el accidente, de lo contrario te lo van a rechazar.

➡️Puedes rehabilitarte y tratarte por privado, bien por tu sociedad médica o bien pagando directamente a los profesionales sanitarios que te atiendan.

Si lo haces así, tienes la prescripción médica (por ejemplo, para hacer rehabilitación o una prueba diagnóstica), todas las facturas que hayas pagado se reclaman a la aseguradora obligada a indemnizarte.

Otros gastos médicos a reclamar

Además de la primera asistencia facultativa, el tratamiento rehabilitador es indispensable para curarte la mayoría de las lesiones derivadas de un accidente.

Pero, además, puedes necesitar otra serie de asistencias médicas que también puedes incluir en tu reclamación de los gastos médicos por el accidente de tráfico:

➯Todos los gastos de farmacia: medicamentos, alquiler de sillas de ruedas, collarines, cabestrillos, férulas y cualquier otro prescrito por el médico.

Pruebas diagnósticas específicas que te hayan prescrito y necesites para valorar el alcance de tus lesiones: resonancias, ecografías, TAC y otro tipo de pruebas para lesiones muy específicas.

Asistencia por médicos especialistas, como oftalmólogos (por lesiones oculares) o dentistas (por ejemplo, por fracturas dentales en un atropello).

➯Por supuesto, la rehabilitación privada, si decides hacerla por tu cuenta y pagarla de tu bolsillo, en cuyo caso la reclamas después como gasto médico.

Gastos por ingresos en centros especializados por determinadas lesiones (por ejemplo, en un Hospital de Parapléjicos si se trata de grandes lesionados con daños muy severos).

En resumen, la reclamación de gastos médicos es una parte más de la indemnización que tiene que pagarte la aseguradora, pero no siempre es fácil y en ocasiones ponen muchas trabas para pagarlos.

Por eso es importante que tengas un buen asesoramiento legal que te indique cómo actuar, qué pedir y reclamar en tu nombre con garantías.

En Demanda tu Lesión te ayudamos con tu reclamación de los gastos médicos de tu accidente de tráfico y el resto de la indemnización que te corresponda.

Puedes contarnos tu accidente aquí y recibir gratis toda la información que necesitas.