Accidente tráfico en parking público: cómo reclamar la indemnización por los perjuicios sufridos

Compartir este post

Cualquiera puede tener un accidente en un parking público, y, de hecho, son más habituales de lo que crees.

La inmensa mayoría de estos golpes son leves, porque en un parking se circula a baja velocidad.

Sin embargo, la levedad es un obstáculo para reclamar una indemnización, sobre todo porque los daños materiales suelen ser escasos.

Esto no significa que no puedas reclamar, pero sí que tu reclamación se va a complicar porque la aseguradora no te lo va a poner nada fácil.

En este artículo te contamos qué tipo de colisiones son más habituales en un parking público y qué tienes que hacer para percibir tu indemnización si sufres lesiones y daños por el siniestro.

Siempre te recomendamos aprovechar la oportunidad de disponer de un abogado de accidentes gratis particular e independiente con la defensa jurídica que tienes incluida en tu póliza para ayudarte a reclamar.

Los casos más habituales de accidente de tráfico en un parking público

Indemnización accidente en parking

Seguro que has aparcado mil veces en un parking público: en el súper, en un centro comercial, o en un parking de la calle, por ejemplo.

El parking público se caracteriza porque es de pago, es decir, te cobran una cantidad que depende del tiempo que estaciones tu vehículo.

Este tipo de aparcamientos pueden ser exteriores, con cubiertas o no, pueden ser abiertos (la típica explanada habilitada para aparcar como parking público), y pueden ser subterráneos.

Hay un tipo de parking público donde puedes dejar tu coche alquilando una plaza y sacando un bono mensual, y otros donde se rota, es decir, pagas por el tiempo determinado que aparcas.

El parking público se diferencia del privado porque al segundo sólo pueden acceder los propietarios de las plazas o quienes hayan alquilado una para su vehículo.

En ambos casos tienen una regulación y su normativa que debe seguirse para entrar y salir, que puede tener más particularidades en el caso del parking privado.

Recuerda que sólo puedes reclamar indemnización si no tienes la culpa exclusiva, y que puede hacer casos de concurrencia de culpas donde puedas reclamar aunque tengas parte de responsabilidad.

Si eres pasajero de cualquiera de los vehículos implicados podrás reclamar tu indemnización si sufres lesiones siempre, al margen de quién tenga la culpa de la colisión.

Tipos de accidentes en un parking público

Seguro que no te has parado a pensar la cantidad de supuestos que pueden darse de accidentes en un parking público.

Mientras que algunos casos son muy claros en cuanto a la culpa, otros pueden ser muy controvertidos y darte problemas para tramitar tu reclamación.

➯Colisión mientras circulas por dentro del parking público

El accidente se produce cuando has salido de la plaza que ocupabas y chocas con otro vehículo que también circula por su interior.

El golpe puede ser de distintos tipos: frontal, lateral, por detrás, con invasión de la zona por donde circulabas tú…

Es muy habitual que ambos conductores no os pongáis de acuerdo sobre quién tenía prioridad de paso y la reclamación se complique por existir versiones contradictorias.

➯Colisión al entrar o salir del parking

Distracción, no respetar la prioridad o no respetar un semáforo cuando los tienes en el acceso al parking o en la salida, son causas habituales de este tipo de golpes.

Si no respetas la preferencia de paso del otro conductor la responsabilidad será tuya, aunque es fácil que aquí también mantengáis diferentes versiones sobre los hechos.

➯Accidente con atropello a peatón

Puede ocurrir dentro del parking o al salir del mismo.

Hay que extremar las medidas de precaución con los peatones, tanto los que están dentro del parking como los que pasan por la calle cuando sales.

En este sentido el atropello puede ocurrir dentro o justo a la salida.

Cuando ocurre dentro puede ocurrir que el peatón se encuentre cruzando por un paso de peatones de los que hay en el interior del recinto.

Pero también puede ir distraído y no fijarse en que un vehículo está saliendo de su plaza justo cuando pasa por detrás del mismo.

La culpa dependerá de la dinámica del siniestro, pudiendo existir en muchos casos una responsabilidad compartida entre peatón y conductor.

El otro caso habitual de atropello se produce cuando el conductor sale del garaje justo cuando un peatón está pasando por la salida, atropellándole.

Aunque el peatón vaya despistado y sin haberse asegurado de que no salía del parking ningún vehículo, la culpa suele recaer en el conductor, quien debe tomar todas las precauciones posibles para no atropellar a nadie al salir.

El peatón puede reclamar una indemnización por el atropello, aunque es posible que el conductor discuta la responsabilidad, según se hayan producido los hechos.

➯Colisión en parking público al desaparcar circulando marcha atrás

Cualquier maniobra que suponga circular marcha atrás siempre es especialmente peligrosa.

No es la primera vez que dos vehículos colisionan en sus partes traseras al salir simultáneamente de plazas de aparcamiento cercanas o situadas frente a frente.

En este caso suele ser responsable el conductor que no ha esperado a que el otro, que ya estaba saliendo de la plaza, hubiera finalizado la maniobra.

El siniestro puede ocurrir también cuando un conductor está desaparcando a la vez que otro vehículo está pasando por su lado.

En estos casos la culpa es del conductor que está en ese momento haciendo la maniobra de salir de la plaza, que debe asegurarse de poder hacerlo sin riesgo para otros conductores.

La mayoría de estas situaciones resultan polémicas, porque lo habitual es que los conductores implicados no reconozcan su culpa en el accidente.

Cómo reclamar por un accidente tráfico en parking público

Accidentes en parkings

Como en cualquier otro siniestro, debes tener en cuenta dos puntos esenciales:

✔ La culpa

Si tú tienes la culpa exclusiva no puedes reclamar nada.

Pero en los siniestros que ocurren en un parking público a menudo hay versiones contradictorias, el contrario te niega la culpa o hay una responsabilidad compartida.

Para reclamar con garantías recuerda:

  • Rellenar con el otro conductor un parte amistoso siempre que puedas.
  • Si no quiere o hay una discusión sobre el percance, llama a la Policía, si hacen un parte de accidente puede ayudarte con el tema de la culpa.
  • Si otros conductores o peatones han presenciado los hechos, pídeles sus datos por si te hacen falta para que sean testigos de tu versión.
  • Las fotos en estos casos son claves: tus daños materiales y los del contrario, los pasos de peatones, si alguna flecha en el suelo o señales de ceda el paso o stop que demuestren tu prioridad de paso… en resumen, todo lo que pueda apoyar tu versión del accidente.

✔ Los daños

Puedes reclamar por un lado los daños sufridos en tu vehículo, que incluyen su reparación y la reposición o arreglo de cualquier objeto dañado en el golpe.

Por otro reclamas las lesiones, que suelen ser leves y localizarse en el cuello o espalda en la mayoría de los casos.

Siempre vas a tener problemas para reclamar una indemnización por daños como el famoso latigazo cervical o la cervicalgia asociada a estos impactos leves, y más si tus daños materiales son escasos.

En estos casos las compañías no quieren pagar porque aplican el criterio de intensidad recogido en el Baremo de Tráfico, y si hay pocos daños en tu vehículo y tienes lesiones en el cuello, lo más seguro es que no quieran pagarte.

Es muy importante que te asesores cuanto antes porque con ayuda legal estas reclamaciones obtienen siempre sentencias favorables en los Tribunales.

¿Tienes alguna pregunta más sobre estos casos?

¿Has sufrido un accidente de tráfico en un parking público?

Los abogados de Demanda tu Lesión podemos ayudarte a ganar tu reclamación y que te paguen la indemnización que te corresponde, aunque de primeras te nieguen la culpa.

Contacta con nosotros aquí y déjanos tu consulta, valoramos gratis y sin compromiso tu accidente y te damos la información que necesites.